Carpas de emergencia ayudarán a aislar posibles casos de COVID-19 en Urgencia del Hospital Regional

Carpas de emergencia ayudarán a aislar posibles casos de COVID-19 en Urgencia del Hospital Regional

Uno de los desafíos más importantes que tiene la Dirección del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO), es evitar los contagios intrahospitalarios que se puedan dar con una posible alza de casos del coronavirus COVID-19. El punto neurálgico de la atención, el Servicio de Urgencia, ya se prepara para esta importante fase de la pandemia.

Para ello, el HRLBO recibió de parte de la Brigada de Aviación del Ejército de Chile tres modernas carpas utilizadas en las instrucciones militares de la institución castrense, y que serán ocupadas como salas de emergencia temporales del Servicio de Urgencia. En ella estarán ubicados los pacientes con problemas respiratorios no asociados al COVID-19 y los que lleguen de urgencia en ambulancias.

“El Ejército de Chile nos ha prestado tres carpas que las instalamos afuera del Servicio de Urgencia para atender ahí a los pacientes respiratorios y no respiratorios. En ambos casos las personas ingresarán por una puerta especialmente habilitada para ellos, con el objetivo de evitar el riesgo de contagio con el COVID-19”, indicó el director del Hospital Regional LBO, Dr. Fernando Millard.

Cabe destacar que el principal establecimiento de salud de la Región de O´Higgins ha registrado una disminución de usuarios desde que comenzó el brote epidémico en nuestro país, principalmente porque la Dirección del hospital ha decidido implementar medidas de contingencia que permitan disminuir la circulación de usuarios en el establecimiento, esto con el objetivo de evitar la propagación del virus.

“En el Servicio de Urgencia, debido a la contingencia, la afluencia de público ha bajado, lo cual nos ha permitido ofrecer una muy buena atención. Ahora, con estas tres carpas de emergencia tendremos un sistema de atención segregado entre pacientes que padezcan COVID-19 y personas que presenten otras patologías”, agregó el doctor Fernando Millard.

Por su parte, el jefe de la Defensa Nacional de la Región de O´Higgins, general de brigada Jorge Jaque, destacó el compromiso de la institución. “El Ejército de Chile está comprometido a aportar con su personal y medios a las autoridades de salud, para que juntos podamos enfrentar esta pandemia generada por el COVID-19. Nuestro rol como Ejército, es colaborar en todas aquellas tareas que puedan facilitar y agilizar la labor de todo el personal sanitario, tanto de nuestra región, como en todo el país. En ese sentido, los tres módulos militares, previa coordinación con el director del Hospital Regional de Rancagua, permitirán continuar apoyando ese centro de salud y por ende beneficiar a la comunidad toda”, indicó el general.

Las instalaciones facilitadas por el Ejército de Chile son tres modernas carpas inflables herméticas que tienen pilares y vigas llenas de aire, que soportan la estructura de 56 mts.2 con ventanas y dos puertas de acceso. Cabe destacar que será el mismo personal militar el encargado de revisar periódicamente las carpas fabricadas en nuestro país.