Cuidados paliativos del HRR se reestructura para acompañar al paciente hasta el final

Cuidados paliativos del HRR se reestructura para acompañar al paciente hasta el final

Acompañar y trabajar en aliviar el dolor total para así ofrecer una muerte más humanizada y tranquila a los pacientes con cáncer avanzado, es el objetivo de la Unidad de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital Regional Rancagua (HRR), que actualmente está reestructurando sus protocolos para entregar una mejor atención.

De acuerdo a la jefa de la Unidad de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos, Dra. Andrea Muñoz, “el objetivo de nuestra unidad es el manejo holístico de pacientes con cáncer avanzado y sus familias, buscando el apoyo integral a esta enfermedad a través del acompañamiento médico, uso de fármacos, alivio de síntomas, pero también del abordaje de las redes de apoyo, su condición social y ayuda psicológica”.

La especialista de la unidad encabeza un trabajo de reestructuración para mejorar la calidad de la atención de los pacientes. “Hemos trabajado arduamente por restructurar los protocolos y flujos de funcionamiento, siempre con el objetivo de entregar un mejor servicio. Queremos que vean este proceso de forma natural, queremos adelantarnos al proceso de muerte y que no sea algo trágico, que sea algo natural y digno. Debemos tener una calidad de muerte; todos llegamos a ella, pero es muy diferente cómo. Nosotros queremos que sea humanizada y tranquila”, indicó la doctora Muñoz.

Los 16 profesionales que trabajan en la Unidad de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos acompañan a los enfermos terminales y no terminales desde que llegan a la unidad hasta que se van a otra, o fallecen. Para ello realizan trabajo ambulatorio al interior del hospital, a domicilio y en coordinación con la red regional. “Cuando nos derivan un paciente los evaluamos para ver en qué condiciones viene. Siempre buscamos que su llegada sea oportuna, precoz. Si es autovalente viene de forma ambulatoria, solo o acompañado. Cuando no son autovalentes, o en el proceso de acompañamiento se deteriora su estado de salud, realizamos las visitas domiciliarias multidisciplinarias”, aseguró Muñoz.

Actualmente, el Congreso Nacional de Chile está trabajando para crear una nueva Ley de Cuidados Paliativos que asegure un buen morir a los pacientes terminales. “La Ley busca cuidados paliativos universales. Hoy solo están garantizados por GES los enfermos con cáncer avanzado, pero hay muchos con otras enfermedades que requieren cuidados paliativos. Esta nueva Ley busca ampliar la cobertura de este servicio a todos los pacientes”, aseguró la Dra. Andrea Muñoz, agregando que “todos, o la gran mayoría, vamos a requerir cuidados paliativos en algún momento”.

No es fácil trabajar con pacientes que están muy cerca de la muerte, y sus familiares. Ellos presentan diversos dolores: físicos, emocionales, económicos, sociales, por ello los funcionarios deben estar muy preparados para un trabajo integral del dolor total. “Hay algo fundamental en la gente que trabaja acá, que es la dedicación al servicio del enfermo, practicar la atención de salud humana y perfeccionarse en los cuidados paliativos. Debido al perfil del paciente hay una fuerte carga emocional, por ello, tratamos de hacer actividades de autocuidado. Uno no puede cuidar a otro si uno no se cuida primero”, concluyó la paliativista.