Facilitador intercultural apoya atención de haitianos en pandemia

Facilitador intercultural apoya atención de haitianos en pandemia

Paulky Mongouin es un haitiano que vivió parte importante de su vida en República Dominicana, lugar donde aprendió el castellano. Llegó a Chile hace cinco años y desde junio del 2020 es el “facilitador intercultural” del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO).

El encargado de traducir la comunicación administrativa y clínica a los pacientes haitianos ha cumplido una labor relevante durante este periodo de pandemia del COVID-19, ya que ha permitido romper la barrera idiomática que impedía la óptima atención a pacientes haitianos, especialmente en los servicios críticos.

“Para mí es un placer acompañar a mis paisanos, ayudarles, porque muchas veces no entienden lo que les dicen en algo tan importante y complejo como es el tema de la salud durante la pandemia. Hay muchas veces que no comprenden qué enfermedad tienen, o cómo, cuánto y cuándo hay que tomarse los medicamentos, por eso es muy importante explicarles, traducirles”, indicó Paulky.

Para la jefa del Departamento de Participación y Satisfacción Usuaria, Elisabeth Moreno, el aporte del facilitador intercultural ha sido fundamental. “Nosotros recibimos muchas personas haitianas, con las que tenemos una barrera de comunicación, por lo que el personal clínico y administrativo no le podía entender y había un quiebre en la comunicación y atención. Esta necesidad está en todo el hospital, pero se hace más fuerte en Maternidad, Pediatría y la UPC”, indicó Moreno.

En época de pandemia los protocolos de protección personal son primordiales, por eso, Paulky Mongouin fue capacitado cuando ingresó al hospital. “Para mí ha sido fácil el tema de la protección, porque me he educado durante este tiempo, lo que permite que pueda transmitir estos conocimientos a mis compatriotas”, señaló el facilitador intercultural del Hospital Regional.

“Todos sabemos que los elementos de protección personal (EPP) sin un buen uso no sirven de nada, y Paulky está constantemente explicando el buen uso de la mascarilla. Además, como tenemos un espacio físico para dejar los artículos personales que los familiares traen a los pacientes, ahí ha sido fundamental, porque son varias las mamás que tienen a sus niños hospitalizados, y Paulky les ha ayudado”, agregó la jefa de Participación y Satisfacción Usuaria.

Según lo señalado por el haitiano, que además de creole y castellano habla francés, recibe diariamente cerca de ocho solicitudes de traducción. “Voy a todos lados del hospital, donde necesiten asesoría lingüística, me llaman para ayudarles. Para mis compatriotas es muy importante y se ponen contentos al verme. Además, hay algunos que guardan mi teléfono ante cualquier duda. Estoy agradecido de estar acá y poder ayudar”, concluyó el facilitador intercultural.