Hospital de Rengo recibe 18 monitores de alta complejidad

Hospital de Rengo recibe 18 monitores de alta complejidad

Fortalecer la red de salud, es uno de los objetivos fundamentales de las autoridades en el contexto de la pandemia. Bajo este marco, el Servicio de Salud O’Higgins, adquirió 140 monitores de alta complejidad, marca DRAGER modelo VISTA 120C, para los hospitales de la región, que fueron financiados con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). En este contexto, el Hospital Ricardo Valenzuela Sáez de Rengo, recibió 18 de ellos, los cuales son parte de la estrategia de complejización de camas críticas y permitirán tener un mayor control del estado de salud de los pacientes.

“En tiempos de pandemia por el coronavirus, este importante equipamiento nos va ayudar a complejizar aún más las camas que tenemos. Los 18 monitores DRAGER – que acaban de llegar al recinto hospitalario – son tecnología de alta calidad y alta complejidad, lo que nos permitirá verificar la frecuencia cardiaca, la saturación y la monitorización invasiva a través de una línea arterial, por lo tanto, podemos tener un mejor control de los pacientes”, destacó el subdirector médico del Hospital de Rengo, Dr. Paul Pacurucu.

En este sentido, el Dr. Pacurucu agregó que “los monitores de alta complejidad, estarán ubicados en la sala UCI (Unidad Cuidados Intermedios), en el Servicio de Urgencia – que es la puerta de entrada para los usuarios- y también en el Servicio de Medicina, donde tenemos pacientes COVID-19. De esta forma, podemos dar cobertura a los tres pilares fundamentales para enfrentar esta pandemia”.

Por su parte, el director del establecimiento, Osvaldo Pontigo agradeció y reconoció la decisión de las autoridades y Consejeros Regionales, manifestando que “este gesto constituye un gran compromiso con la salud de los habitantes tanto de la Comuna de Rengo como de la microárea de la Carretera de la Fruta y es una muestra de confianza a la labor realizada por todos los trabajadores del Hospital Ricardo Valenzuela Sáez. Asimismo, la llegada de los monitores, en circunstancias de emergencia sanitaria por el COVID-19, fortalece la atención de salud de pacientes críticos».

Sobre ello, la presidenta del Consejo Regional, Carla Morales, señaló que “el que hoy ya estén los monitores funcionando en Rengo, Rancagua y otros hospitales, es una excelente noticia, porque cuando desde el CORE aprobamos de forma unánime en una primera instancia más de $3 mil millones para la compra de equipamiento para nuestra red hospitalaria, lo hicimos pensando en apoyar con un recurso como los monitores, que van a ser esenciales para salvar vidas”.