La Unidad de Cirugía Ambulatoria en Hospital San Fernando

La Unidad de Cirugía Ambulatoria en Hospital San Fernando

La Unidad de Cirugía Ambulatoria (ex- CMA) del Hospital San Fernando realizó mejoras en su infraestructura, las que han traído consigo varios desafíos para la unidad, tal como señaló su médico jefe, Dr. Julio Contreras Martínez, “de un tiempo a esta parte, se ha visto que un 70% de cirugías pueden considerarse ambulatorias, de tal manera que hoy en un periodo especial por la pandemia hay que privilegiar que las intervenciones sean ambulatorias, donde la estadía de los pacientes en el hospital sea en el menor tiempo posible (seis horas aproximadamente); lo anterior, en base a los lineamientos ministeriales que tienden a que los establecimientos de salud realicen un mayor número de cirugías ambulatorias”.

El facultativo manifestó que “como unidad, nosotros íbamos bien encaminados, pero producto de la pandemia, se nos generó un problema porque el hospital tuvo que hacer una readecuación tanto en la gestión como en su funcionamiento, de tal manera que se redistribuyeron los flujos y la cirugía ambulatoria se vio más reducida. Pero ante la problemática por cumplir con las listas de espera y la atención de pacientes GES, se vio la necesidad de hacer crecer la unidad, que nació en una sala pequeña dentro del servicio de Pabellones Quirúrgicos”.

“En estas nuevas dependencias, contamos con dos salas en las que se habilitaron 3 camas en cada una, más una donde se instalaron 5 bergeres, permitiéndonos una potencialidad de 11 pacientes en estadía”, agregó el Dr. Contreras.

Hoy en día, la operatividad de la unidad permite contar con una prestación “prolongada hasta las 23:00 hrs. de la noche e incluso los fines de semana. Son desafíos nuevos para nuestra unidad, y es un lineamiento del hospital fortalecer la cirugía ambulatoria y que además del tiempo coyuntural de pandemia, es adecuado”.

Por su parte, Valeria Cortés Araya, enfermera supervisora de la unidad, sostuvo que “dentro de nuestro recurso humano contamos con un médico jefe, una enfermera supervisora (yo), una enfermera clínica y 4 tens que cubren las jornadas de funcionamiento. El desafío no fue menor, ya que tuvimos que manejar el cambio de infraestructura sin dejar de atender pacientes, lo que pudimos hacer sin mayores inconvenientes”.

Cabe mencionar que en materia de prestaciones que ofrece estadía en la Unidad de Cirugía Ambulatoria, depende de la especialidad, “por ejemplo en cirugía se realizan colecistectomía laparoscópica, hernioplastía, instalación de catéter de quimioterapia y fístula intravenosa, cambio de generador de marcapasos, entre otras. En otorrino, adenoamigdalectomía, septoplastía. En urología, biopsias de próstata, cistoscopía, hidrocelectomía, vasectomía o varicocelectomía. En cirugía infantil, fimosis, orquidopexia, hernioplastía. En oftalmología, operación de cataratas y lo nuevo en cirugía de retina. En maxilofacial, desinclusiones y anquiloglosias. Y en traumatología, reducciones más osteosíntesis de fracturas, artroscopía, y tratamiento del síndrome del túnel carpiano, entre otras”, enfatizó la profesional.

Finalmente, la enfermera Valeria Cortés manifestó que “por estos días hemos debido reducir la cantidad de intervenciones producto de la cuarentena y del momento que vivimos por la pandemia, por tanto, solicitamos paciencia a nuestros usuarios que serán contactados durante el transcurso de las próximas semanas. Finalmente, modo personal, quiero agradecer a todo el equipo de esta unidad, por su compromiso y dedicación que han entregado en todo este tiempo”.