alergia alergias rinitis

Llaman a evitar crisis de alergias respiratorias y consultar ahora a un especialista

Comienza agosto y cerca del 10% de la población sabe que los próximos tres meses serán complejos, especialmente en aquellos pacientes que no han tenido un tratamiento adecuado durante el año para tratar las alergias respiratorias. Y es que, con el florecimiento de los aromos, comienza en las personas alérgicas los primeros síntomas de un “resfrío alérgico”, lo que presagia la aparición de mayores síntomas en septiembre y octubre cuando la primavera está en todo su esplendor.

Llaman a evitar crisis de alergias respiratorias y consultar ahora a un especialista

Rodrigo Soto

El médico broncopulmonar de Clínica MEDS, Rodrigo Soto, explicó que “las alergias respiratorias son una condición muy frecuente y consisten en que, por una especie de error inmunológico, cerca del 10% de las personas desarrollan inmunidad de alta reactividad, que reacciona a sustancias contra las cuales uno no tendría que defenderse, pues qué sentido tiene que uno se defienda contra el polen del plátano oriental, o de la penicilina, o de un antiinflamatorio”.

Esta sobrerreacción tiene como resultado manifestaciones frecuentes como la rinoconjuntivitis alérgica y el asma bronquial.

“Ahora que viene la primavera es relevante el tema de la rinoconjuntivitis alérgica y el asma que lo acompaña porque son personas que comienzan a tener ataques de estornudos, congestión ocular, congestión y bloqueo nasal, tos y cierta intolerancia al ejercicio que les hace tener dificultad respiratoria y que característicamente comienza a aparecer después del 15 de agosto, hace su peak en octubre y tiende a ir cediendo hacia fines de diciembre”, aseguró el doctor Soto.

El especialista de Clínica MEDS indicó además que “lo más eficiente es hacerse cargo antes de que se produzcan las crisis y el florecimiento de los aromos puede ser la primera señal para sentirse invitado a consultar con un especialista”.

Tratamientos

El especialista broncopulmonar explicó que debido a que las alergias son genéticas, los tratamientos existentes lo que buscan es modular la manifestación en los ojos, en la nariz y en los bronquios. “Podemos mantener al paciente asintomático, con mínimos efectos secundarios, con buena estabilidad, ausencia de crisis, con predictibilidad de la evolución a lo largo del año y podemos enseñar al paciente a manejar sus síntomas”, indicó el doctor Soto.

Agregó que “el paciente alérgico bien manejado es un paciente que se ha educado y al que se le ha indicado un control pre estacional en agosto para ajustar las dosis de los medicamentos. Este paciente va a saber que ante determinadas situaciones como un resfrío, una gripe, o una sobre exposición como ir al campo, por ejemplo, puede hacer una crisis y tiene que poder anticiparse subiendo las dosis de sus medicamentos, conforme a lo que el médico le ha enseñado”.
En este sentido, el especialista de Clínica MEDS afirmó que “el paciente alérgico bien manejado es un paciente que tiene medicación estabilizante, que tiene predictibilidad a lo largo del año y tiene recursos para anticiparse a los eventos o para superar los eventos en contacto con el médico tratante que lo va asesorando a lo largo del tiempo”.

El doctor Soto hizo un llamado a confiar en los medicamentos, que cada vez van perfeccionándose más. “Hay medicamentos nuevos, pero esencialmente el trabajo del médico tratante es convencer al paciente, persuadirlo, de lo que necesita es un tratamiento sistemático. Estos tratamientos no son a demanda, no es que el día que vino la crisis use el inhalador nasal, sino que vamos a usar una dosis razonable y útil para que no tenga crisis de forma recurrente. A mí no me sirve desabollarlo cada vez que choca, yo lo que quiero es que no choque”, destacó el broncopulmonar.

Tipos de alergias

El especialista aseguró que las personas alérgicas nacen con la predisposición a serlo, y por lo general, se manifiesta en los primeros 30 años de vida del paciente. Sin embargo, igual se puede manifestar en etapas más tardías de la vida. “Una persona no se hace alérgica, sino que nace con la predisposición heredada de ser alérgico y esto se hace evidente en algún momento de la vida, habitualmente por fenómenos que no son manejables”, sostuvo el médico broncopulmonar.

En este sentido, el doctor Soto señaló que las alergias más frecuentes son la rinitis alérgica y el asma bronquial.

“La rinitis alérgica es el resfrío alérgico, que es el típico paciente que tiene sesiones solemnes de estornudos, que puede estornudar 10 veces seguidas y se le congestiona la nariz. Es una crisis de congestión, estornudos, picazón y descarga brusca de secreción transparente o mucoide”, puntualizó.

Otra manifestación frecuente es el asma bronquial donde el paciente tiene horas en las que aparecen los síntomas, pero también momentos del día donde no tienen síntomas. El especialista de Clínica MEDS explica que “a estos pacientes les falta el aire, silva el pecho, siente cosquilleo laríngeo traqueal en el centro del pecho, tiene ataques de tos, les falta el aire y en el mismo día puede tener horas en los que no tiene síntomas. La característica es la variabilidad”.

El médico broncopulmonar explica que también existe la alergia perenne, cuyo gran provocador es el polvo doméstico. “Hay una población de personas que tiene alergia todo el año y que puede tener o no una exacerbación en primavera y hay otros que tienen alergia principalmente en primavera”, indicó.