Red de Emergencias de O’Higgins aborda desafíos 2021

Red de Emergencias de O’Higgins aborda desafíos 2021

Redoblar los esfuerzos y contar con un SAMU resolutivo e integrado con la Red Asistencial son algunos de los desafíos que se ha impuesto la nueva gestión del Servicio de Atención Médico de Urgencias (SAMU), de cara al año 2021.

Es por esta razón que se han desarrollado diferentes instancias, para coordinar y avanzar en la entrega de una atención prehospitalaria oportuna, de acceso universal y de calidad, para los usuarios de la Región de O’Higgins. Una de estas actividades fue la realización de una reunión remota, en la cual participaron los equipos de SAMU O’Higgins, Red de Urgencia del Servicio de Salud, Onemi, el Centro de Alerta Temprana y, a través de ellos, el intersector conformado por Carabineros de Chile y Bomberos.

Con respecto al detalle de esta actividad, el director de SAMU O’Higgins, Osvaldo Pontigo, explicó que “previo a fechas tan importantes y bajo un escenario de pandemia, es necesario redoblar los esfuerzos para maximizar los procesos ante una emergencia o catástrofe. En este sentido, se abordó la función de los equipos en esta época de festividades y donde existe mayor posibilidad de accidentes o emergencias. A su vez, tomamos dos acuerdos importantes: revisar los procesos de contacto, entre el Centro de Alerta Temprana de Onemi y el centro regulador del SAMU. Esta acción tiene como objetivo mejorar las comunicaciones y los flujos de información en ambas entidades y así organizar las acciones de los equipos operativos en terreno. El segundo acuerdo dice relación con establecer un sistema de capacitación, con Carabineros de Chile, la PDI y como también con Bomberos, para mejorar los requerimientos de ambulancia hacia el centro regulador y así optimizar el servicio de ambulancia”, manifestó.

El director del SAMU prosiguió señalando que “los organismos de emergencia, en general, tienen una mejor actuación, cuando existe una adecuada coordinación de información y de operaciones. Por lo tanto, es importante realizar un ejercicio práctico, un simulacro, en donde se puedan desplegar ciertas competencias técnicas a nivel institucional. De esta forma, ir corrigiendo procedimientos y fórmulas que permitan abordar distintos tipos de catástrofes. En un futuro no muy lejano el principal avance debiera ir de la mano de la eficiencia en los procesos de asistencia de emergencias y desastres de una manera mucho más coordinada entre la Red Asistencial, la Atención Primaria y los organismos por ley mandatados a la reducción y mitigación de emergencias y desastres”, culminó.