tuberculosis

Región de O’Higgins alcanza cobertura superior al 97% en vacunación de tuberculosis en recién nacidos

En nuestro país la tuberculosis continúa siendo un problema de salud pública y la vacuna que combate esta enfermedad, denominada BCG para los recién nacidos, constituye una eficaz herramienta de prevención. La inoculación de BCG forma parte de las medidas de intervención del Programa Nacional de Control y Eliminación de la Tuberculosis (PROCET), su aplicación es obligatoria y es llevada a cabo por el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI).

Caber recordar que la tuberculosis es una infección bacteriana contagiosa, que afecta principalmente a los pulmones, pero puede comprometer cualquier órgano. Se puede transmitir por la inhalación de microgotas provenientes de la tos o el estornudo de una persona enferma. Si no es tratada de manera oportuna y adecuada puede causar daños permanentes en los pulmones, provocando incluso la muerte. Es por esta razón, que la vacuna es tan relevante para los recién nacidos puesto que ayuda a prevenir la gravedad de los síntomas.

La enfermera del Programa de Inmunizaciones, Programa de Control y Eliminación de la Tuberculosis de la Dirección Atención Primaria del Servicio de Salud O’Higgins, Bianca Rojas, indicó que «la BCG se utiliza para prevenir las manifestaciones más graves de la diseminación de la primoinfección tuberculosa, tales como meningitis tuberculosa y tuberculosis miliar. La BCG no evita la infección, pero sí impide a progresión de infección a enfermedad grave por diseminación. En Chile la vacuna BCG forma parte del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) desde el año 1949. El procedimiento se realiza en los Servicios de Puerperio y Neonatología por profesionales de matronería, encargados de la atención del neonato, tanto en el sistema público como en el privado de salud. En nuestro país las cifras de tuberculosis han aumentado desde el año 2016, por lo que es una enfermedad que aún está presente en nuestro país», informó.

Con respecto a la cobertura de la vacunación, la enfermera especificó que «la cobertura alcanzada en la Región del Libertador Bernardo O’Higgins, en el año 2019, fue de 95,6 % y en el año 2020 se alcanzó una cobertura de 97,4%. Por tanto, el llamado es a seguir aumentando estos índices e instamos a las madres de nuestra región, a tener confianza en esta vacuna y que la consideren como una herramienta eficaz, eficiente y necesaria en la prevención de los síntomas graves que puede tener la tuberculosis en el organismo y más aún, en un recién nacido», apuntó.