Región de O'Higgins se sumará en un futuro cercano al Plan Paso a Paso

Región de O’Higgins se sumará en un futuro cercano al Plan Paso a Paso

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó ayer el Plan «Paso a Paso nos Cuidamos», que considera cinco fases para superar la pandemia de Covid-19 que van desde la cuarentena hasta una apertura avanzada. «Los esfuerzos y sacrificios son necesarios y están dando frutos», dijo el Mandatario en una presentación en el Palacio de La Moneda en la que estuvo acompañado por el Ministro de Salud, Enrique Paris.

El Jefe de Estado destacó que en las últimas cinco semanas los casos diarios de contagio y el número de enfermos activos han ido disminuyendo, con 12 regiones mostrando mejorías, lo que permite dar lugar al Plan Paso a Paso. «Este plan, con cautela y prudencia, recogiendo las recomendaciones de la Ciencia, la Organización Mundial de la Salud y el Consejo Asesor, se aplicará en forma gradual y flexible, escuchando siempre a la comunidad y recogiendo con atención la realidad de cada comuna y región», dijo el Mandatario.

La idea y la implementación de este plan fue muy valorado en la Región de O’Higgins, donde el director (s) del Servicio de Salud, Fabio López, señaló que «en la actualidad contamos con más de 9 mil casos, mil doscientos de ellos en condición de activos y cuatro comunas en cuarentena: Rengo, Graneros, Machalí y Rancagua. Gracias a la implementación de estas medidas, las cifras de contagio han ido descendiendo por lo que, de seguir así, podríamos comenzar a avanzar en este plan que busca el abandono gradual del confinamiento».

«Ir avanzando a través de estas cinco etapas determinadas, depende directamente de una baja en las cifras de contagio, es por eso que el llamado es a que todos los habitantes de O’Higgins continuemos tomando las medidas de prevención como el distanciamiento social, lavado de manos constante y evitar los desplazamientos innecesarios», sostuvo el director de Servicio.

Etapas del Plan «Paso a Paso nos Cuidamos»

El primer paso es la cuarentena, que considera una movilidad limitada para disminuir al mínimo la interacción y propagación del virus. Esta fase incluye restricciones a la movilidad personal; permisos exclusivos para actividades esenciales; cumplimiento del toque de queda, de distanciamiento físico y de aduanas y cordones sanitarios; cuarentenas obligatorias para mayores de 75 años; y la prohibición de traslado a una segunda vivienda. Esta etapa considera la suspensión de clases presenciales, el cierre de fronteras y la prohibición de eventos de más de 50 personas, del funcionamiento de clubes, cines, teatros, pubs, discotecas y gimnasios, así como de la atención al público de cafés y restaurantes.

La segunda fase es de transición, en la cual se disminuye el grado de confinamiento, pero se evita la apertura brusca para minimizar los riesgos de contagio. Aquí se mantiene la cuarentena los sábados, domingos y festivos; el cumplimiento del toque de queda y de las aduanas y cordones sanitarios; la cuarentena obligatoria para mayores de 75 años; y existe un desplazamiento permitido. Sin embargo, al igual que en la cuarentena, considera la suspensión de clases presenciales, el cierre de fronteras y la prohibición del funcionamiento de clubes, cines, teatros, pubs, discotecas y gimnasios, así como de la atención al público de cafés y restaurantes. Se prohíben, además, las actividades sociales y recreativas de más de 10 personas.

El tercer paso se denomina de preparación y considera el levantamiento de la cuarentena para la población general, con excepción de los grupos de riesgo. Se mantiene el cumplimiento del toque de queda, de las aduanas y cordones sanitarios y de la cuarentena obligatoria para mayores de 75 años. Sin embargo, se permiten actividades sociales y recreativas cualquier día de la semana con un máximo de 50 personas y los desplazamientos quedan permitidos, exceptuando el horario de toque de queda. Al igual que en la fase anterior, sigue la suspensión de clases presenciales, salvo que sea solicitado por los alcaldes; el cierre de fronteras y la prohibición del funcionamiento de clubes, cines, teatros, pubs, discotecas y gimnasios, así como de la atención al público de cafés y restaurantes.

La cuarta fase es la apertura inicial y permite retomar ciertas actividades de menor riesgo de contagio minimizando aglomeraciones. Considera el cumplimiento del toque de queda y de aduanas y cordones sanitarios, pero permite el desplazamiento y los adultos mayores de 75 años pueden salir una vez al día. Se autoriza el retorno gradual de las clases presenciales, de acuerdo a la planificación del Ministerio de Educación; se permite el funcionamiento de cines y teatros con un máximo de 25% de capacidad; y la atención al público en restaurantes y cafés, también con un 25% de capacidad. Sin embargo, siguen cerrados los clubes, pubs, discotecas y gimnasios. Se mantiene la prohibición de eventos de más de 50 personas.

El quinto paso es la apertura avanzada, que permite aumentar la cantidad de gente en actividades permitidas en la fase anterior, siempre con las medidas de autocuidado. En esta fase ya se autoriza el traslado a segundas viviendas y la libre circulación de mayores de 75 años. Además, se autoriza el retorno gradual de las clases presenciales y se permite el funcionamiento de cines y teatros con un máximo de 75% de capacidad y de cafés y restaurantes con atención al público, también con un 75% de capacidad. Además, se abren los gimnasios, pubs y discotecas con 50% de su capacidad. Se prohíben eventos de más de 150 personas.