Servicio Salud O'Higgins ayudó a Saúl y Rubén a reencontrarse con sus familias

Servicio Salud O’Higgins ayudó a Saúl y Rubén a reencontrarse con sus familias

Una atención integral y por parte de un equipo multidisciplinario reciben decenas de pacientes sociosanitarios, que se encuentran hospitalizados en diferentes hospitales de la Red Asistencial de O´Higgins. En total son 43 personas en esta condición en nuestra región y es parte de una realidad en todo el país. Es por esta razón que el Servicio de Salud O`Higgins, a través de los establecimientos de salud y el departamento de Gestión Integrada de la Red y el subdepartamento de Riesgo Vital, lleva a cabo una planificación determinada, para contribuir a la rehabilitación de estas personas, en su mayoría adultas y de la tercera edad, con el objetivo de mejorar su funcionalidad y calidad de vida.

Así lo explica Gianina Soto, asistente social del subdepartamento de Riesgo Vital del Servicio de Salud O’Higgins. «El perfil de pacientes son los denominados sociosanitarios, es decir, adultos mayores con patología aguda o crónica, que no pueden ser dados de alta por esta condición, ya que no poseen red de apoyo social que lo permita. Se trata de una atención integral y social, donde se entregan todos los cuidados médicos necesarios y la asistente social elabora un plan precoz de intervención. Como subdepartamento debemos fortalecer la capacidad resolutiva de los diferentes niveles de atención de los usuarios, unificar criterios de una efectiva atención de salud, especialmente en aquellos ámbitos donde existe un riesgo inminente respecto a la accesibilidad, oportunidad y continuidad de las acciones de salud como es en el caso de los pacientes que se encuentran en una situación sociosanitaria la cual los hace aún más vulnerables respecto a los demás usuarios de la red asistencial».

Saúl y Rubén son dos pacientes, que se encontraban en los Hospitales de Pichilemu y San Vicente y que fueron reubicados y revinculados con sus familias, en las ciudades de Villarrica y La Serena. Esta labor fue realizada en red, a través de intervenciones integrales y un trabajo con la red local entre ellas municipalidad, Carabineros y Registro Civil. «El propósito por parte de nuestro equipo es velar, asegurar y apoyar la gestión social hospitalaria de los usuarios categorizados como casos sociosanitarios, que ingresan a nuestra red hospitalaria hasta el logro efectivo de su alta. En muchas oportunidades ingresan usuarios sin cédula de identidad, sin sus pensiones, y sin red familiar lo que dificulta enormemente su alta clínica. En estos casos, los trabajadores sociales de la red cumplen un rol fundamental para el éxito de la hospitalización. Mediante un tratamiento multidisciplinario pudimos mejorar la autovalencia de estos pacientes, su funcionalidad y calidad de vida. Posteriormente, se activaron las redes para ser reinsertados en la comunidad».

Con respecto al desarrollo de esta labor en el actual escenario epidemiológico, Gianina Soto estableció que «estas acciones conllevan mucho tiempo de espera y en pandemia ha sido aún más complejo, las distintas instituciones que están al servicio de nuestros usuarios están trabajando con menos sucursales y menos personal. Por lo anterior, la estadía hospitalaria se prolonga de una manera que no esperamos clínicamente. Cuando se logra establecer contacto y revincular a nuestros usuarios con sus familias, que dejaron de ver hace muchísimos años, responde a un éxito de nuestra gestión. Ambos casos de Rubén y Saúl constituyen un gran logro para todo nosotros y para todo el equipo de la red asistencial», culminó.