Articulando el turismo de O'Higgins mediante tecnología, colaboración y energías limpias

Articulando el turismo de O’Higgins mediante tecnología, colaboración y energías limpias

El Ingeniero Comercial de 30 años, Pablo Salazar, vivía en Santiago y tenía que viajar desde La Reina a Ciudad Empresarial en locomoción colectiva, dónde por los grandes tiempos de traslado, decidió apostar por una bicicleta eléctrica pensando en una forma práctica, conveniente y amigable con el planeta, para movilizarse. Por efecto de la pandemia decidió trasladarse a vivir a Pichilemu, desde dónde busca masificar el uso de bicicletas eléctricas en el turismo a través de www.rupu.tours.

«En RUPU, a través de nuestra flota colaborativa de bicicletas, eléctricas y tradicionales, ofrecemos el servicio de movilidad sustentable en una experiencia de consumo digital que conecta polos turísticos y evita las altas congestiones vehiculares que se dan en épocas estivales. Para eso invitamos a los servicios turísticos, ciclistas y turistas a registrarse en www.rupu.tours «, señaló Pablo Salazar, emprendedor y fundador de esta plataforma.

Este proyecto fue apoyado por Corfo, a través del Programa de Apoyo al Emprendimiento, PRAE O’Higgins y en ese marco el director regional, Emiliano Orueta, destacó la creación de proyectos sustentables como es RUPU Tours. «Entre los lineamientos de Corfo, está el fomentar emprendimientos sustentables y amigables con el medio ambiente y este proyecto de la región es un ejemplo de ello, promoviendo la electromovilidad y las energías limpias», dijo Emiliano Orueta, director regional de Corfo O’Higgins.

Actualmente una bicicleta eléctrica tiene una autonomía de hasta 60 kilómetros, sin emisiones de gases de efecto invernadero, mitigando cada 3 kilómetros, 800 gramos de CO2 que emitiría un automóvil en el mismo recorrido.

Es por ello que RUPU, ofrece el servicio de alquiler de bicicletas eléctricas y convencionales, poniendo énfasis en modelos de ruedas anchas, aptas para la arena, para la oferta turística costera y mountain bike en valles vitivinícolas. Aportando a la sustentabilidad de los destinos de la región de O’Higgins.