casa vivienda bienes raices

Invertir en bienes raíces adelanta 20 años tu jubilación

a inversión inmobiliaria es un negocio que ha ido ganando adeptos desde hace aproximadamente 5 años, con un crecimiento aproximado de un 112% en ese tiempo, lo que hace de este, el mejor momento para invertir.

Una posibilidad que se ha abierto a más personas, y que no es un privilegio de las clases acomodadas, ya que hoy pueden invertir personas con sueldos que van desde los 800 mil pesos y una buena capacidad de ahorro.

Las ventajas son conocidas: alta rentabilidad y la posibilidad de mejorar la jubilación, en momentos en que las AFPs están siendo altamente cuestionadas y considerando además, que los fondos se han visto perjudicados por los retiros del 10%, la posibilidad de un tercer retiro, que han dejado, incluso, a cotizantes sin fondos.

Sin embargo, el momento actual, y la proyección de que subirán los precios tras las crisis del COVID, hoy además se entrega la posibilidad de que el inversionista, jubile hasta 20 años antes de la edad establecida, porque ya podría contar con los fondos necesarios, para tener una vejez tranquila.

¿Cómo es posible? Cristian Martínez, gerente general de Crece Inmobiliario (https://creceinmobiliario.com), explica que el escenario actual, nos muestra una crisis económica y una escasez de materiales y materias primas para seguir construyendo, lo que permite proyectar que en los próximos años el precio de los inmuebles que hoy se compren, subirán y se podrán a precios mucho más elevados que la inversión inicial.

De esta forma, realiza una proyección a 5 años de un departamento, por ejemplo, comprado en la comuna de Independencia. Considerando la ubicación y los movimientos del mercado, pueden realizar la siguiente ecuación:

Si el valor del departamento es hoy de 2340 UF y la persona invierte un 10%, es decir 234 UF, está entregando un monto cercano a los 8 millones de pesos.

“Viendo los estudios de mercado para la zona, estos nos indican que la utilidad que puede generar es de aproximadamente entre un 6 a un 7 por ciento, que nos indica que si vendemos en 5 años más, el precio será de 3.133 UF. Si yo saldo mi deuda inicial, me genera una utilidad mínima de UF 793.

Se trata además de un mecanismo de inversión con mejores utilidades que un APV, o cuenta 2, con las que además se debe esperar al menos 10 años, para recién poder recuperar la inversión.

“Este modelo de negocio, nos permitiría seguir haciendo crecer nuestro patrimonio, ya que actualmente no hay ningún proyecto financiero que entregue esta rentabilidad. Debemos considerar además, que el mercado inmobiliario ha crecido un 112% en los últimos 10 años, por lo que el cálculo que estamos mostrando, es muy conservador, ya que apuntamos a que la utilidad sea incluso mayor”, agrega Martínez. Alta rentabilidad, bajo riesgo, poder complementar la jubilación e incluso adelantarla, es la apuesta de este negocio.